Viajar a Cuba: 8 cosas que visitar

Viajar a Cuba se ha convertido en una posibilidad que hasta hace poco tiempo era poco probable o más complejo. Cuba es un lugar peculiar, con una fuerte personalidad, a la que ningún otro país o ciudad se le puede comparar. Para que disfrutes de Cuba al 100 % debes conocer esa historia que la hace diferente del resto del mundo.

Cuba es el sueño de cualquier viajero, al menos era uno de mis sueños. El hermetismo de la isla ha provocado que sea un misterio para muchos, ya que tiene una cultura muy pura y poco comercial, lo que hace que allí no veas nada que sueles encontrar en otras ciudades europeas. Para viajar a Cuba debes comenzar a organizar el viaje con un poco de antelación, ya que se necesita gestionar una serie de documentos, como la “Tarjeta turística”, que requieren de tiempo y sin los cuales no se podrá llegar a la isla.

Es un lugar maravilloso para ir de vacaciones, pues cuenta con un clima cálido y playas paradisíacas típicas del Caribe. Su gente, su cultura y su gastronomía hacen que la isla sea un placer para todos los sentidos. Hay que disfrutar del lugar al ritmo cubano, tómate las cosas con calma, sin prisas y disfruta del momento. Cuba tiene su propio biorritmo, por ello lo mejor es adaptarse y descansar.

Viajar a Cuba barato es posible, es una isla con una economía muy diferente a la nuestra, a la europea, lo que significa que si se organiza con antelación y se conocen los sitios a los que ir podrías disfrutar de un gran viaje sin necesidad de desembolsar una gran cantidad de dinero.

Cosas que ver al viajar a Cuba

Después de analizar mi viaje a Cuba, he creado un listado con aquellos lugares que considero que son imprescindibles para visitar si se desea vivir la Cuba más auténtica. Existen dos formas de ir: viajar a Cuba todo incluido, que sería lo mismo que ir a cualquier otro lugar con playa del mundo, o lanzarse a la aventura y organizarlo por cuenta propia y descubrir esa Cuba más auténtica.

Cayo Santa María

Es un lugar increíble: es una isla de poco más de 21 metros cuadrados, que se encuentra en la región central de Cuba. Aunque merece mucho la pena, es necesario organizar muy bien la visita, pues allí solo hay hoteles de todo incluido y el viaje hasta allí dura unas seis horas. Existen varias playas a las que se puede acceder y en algunas hay que pagar, y en otras es necesario que lleves tu propia comida, ya que no existen servicios.

Centro Habana, El Vedado y el Malecón

Callejear por La Habana, pisar sus históricas calles que transpiran música, olores y nostalgia es quizás de lo mejor de viajar a Cuba, pues es allí donde verás lo más auténtico, las personas que forman ese país, su forma de ser, su calidez y su generosidad. Pasea por la Plaza Vieja, observa cómo pasan los coches antiguos tan característicos de Cuba, entra en el Castillo Real y degusta su comida.

Un lugar por el que es necesario pasear y por el que todo el mundo que va La Habana pasa es por el malecón. Una gran avenida de unos 8 kilómetros que está frente a la costa, y que es un lugar de encuentro para todos los habaneros. Es quizás el lugar más emblemático y popular de Cuba, debido a todas las fotografías que hay de la zona. Aprovecha este día para pasear también por El Vedado, que es un barrio de la ciudad con gran historia y es el centro político y administrativo de la capital de Cuba.

La Habana Vieja

Si estás en La Habana, tendrás que recorrer La Habana Vieja, que es la zona más antigua de la ciudad. Cuando la visité me fascinó pero a la vez me dejó un sabor diferente, agridulce, y es que es un lugar que te puede recordar mucho al tuyo, es un Caribe Mediterráneo que mezcla recuerdos y sabores.

Cienfuegos

Esta ciudad está situada en la Bahía de Cienfuegos, en la costa sur de Cuba. Cuando la visites verás que es como hacer un viaje en el tiempo, ya que muchos de sus edificios son de la época colonial.

Trinidad

La pintoresca y curiosa Trinidad es uno de los lugares de Cuba donde la escena musical es más interesante. Es una villa muy hermosa, considerada la “ciudad museo de Cuba”, ya que recorrer sus calles y ver los palacios coloniales que allí hay es como viajar al pasado.

Está rodeada de montañas y fue fundada en 1514 por los exploradores que iban llegando a la isla. Es original y especial, tanto que en 1988 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Si vas con tiempo y te organizas bien las rutas, es indispensable que la introduzcas en tu itinerario, que disfrutes de sus calles y paseos por allí con la calma que desprende este país.

Valle de Viñales

La Cuba interior es muy diferente a La Habana o a las zonas con islas paradisíacas. En ella te encontrarás las fértiles tierras que forman el Valle de Viñales, donde se cultiva el café, la caña de azúcar, los aguacates y los plátanos, y cómo no, el que es considerado el mejor tabaco del mundo, utilizado para producir los famosos habanos.

Es un valle que está a 180 kilómetros de La Habana, y era una de mis visitas imprescindibles pues quería conocer cómo funcionaba esa Cuba agrícola, que lucha para sostener un país que ha llevado años aislado.

Cayo Guillermo

Cayo Guillermo, junto con Cayo Coco, son uno de los mejores lugares a los que acudir si quieres descansar en una playa paradisíaca y disfrutar de deportes náuticos para explorar los increíbles arrecifes de coral que bordean la costa.

Santiago de Cuba

Santiago de Cuba es la segunda ciudad más importante de la isla y la capital de la Provincia de Oriente. Aunque muchas veces se omite al viajar a Cuba porque está algo lejos, yo la introduje en mi ruta, y pasé allí dos días. Es una ciudad muy curiosa y diferente. Fue fundada en 1515, pero su origen colonial no impidió que fuera también capital de los movimientos revolucionarios que aún se respiran en la zona.

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de Webempresa, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.